Páginas vistas en total

Se ha producido un error en este gadget.

Mumbai




Bombay
Al principio la tierra …

Se reparten la tierra entre ellos y luego nos dejan sus restos. Se construyen sus casas, sus torres, sus almenas y con sus escombros construimos las nuestras. Casas de plástico, chabolas sin tejado donde el sol quema y el aire está sucio y denso. Todas juntas, una tras otra. Hileras de tiendas que se atan con cuerdas.
Debajo del puente se tienden los cables de luz. La bombilla está rota, es ahí donde algunos hombres se ocultan. Por la mañana salen cargados con bidones. El líquido marrón les pone contentos y con los ojos extraños.
Todo ocurre al lado de sus casas que a nuestro lado son como de oro. Nosotros somos lo que ellos nos dejan. Las tuberías nos rodean y llevan también su ruido, el ruido de los ricos. Nosotros defecamos en la tierra.
Está la tierra sucia, la misma donde alimentamos nuestros único cerdo.
En lo que antes era un vergel ahora hay un basurero. Las pistas de cemento han vestido los campos. El riachuelo baja sucio y contaminado. Son caminos que arden bajo el sol de Bombay. El humo aún sale del vertedero, improvisado aquí o allá. El camión del agua no parará. Otro niño se lamenta. Deambulará hasta que se oculte el sol.
Es una tierra desigual. Y un mono es amaestrado para saltar la vara. El mono se preguntará quizás por qué le someten los sometidos. Al principio los árboles eran suyos. Ahora está atado a una cuerda y no para de bailar.
Más me alejo de la ciudad más limpio el aire. Entre tanto me pregunto por el poder de los colores. Las mujeres y los niños emergen de la suciedad con sus telas brillantes y limpias. Sigo alejándome. Cuanto más me alejo más limpia el agua. Encuentro un gran río. El río es la vida. El agua, limpia y purifica. Hay risas de niñas y de mujeres, y estallidos de telas contra el agua. La tierra se limpia.
Al principio la tierra y el aire. Al principio era de todos y de nadie.



BOMBAY

BOMBAY

Datos personales

Seguidores